Sunday, April 02, 2006

Receta de venganza
"He aquí el molde lleno de trizaduras del destino
El molde de la venganza
Con sus frases iracundas despegándose de los labios..."
Vicente Huidobro
Cuando una idea ronda en la cabeza, en ocasiones no se deja extinguir.

Y es que la venganza es un plato que hay que servir frío, porque a veces la rabia puede arruinar tan exquisito platillo, hay que dejar que el odio asiente y amasar delicadamente cada uno de los pasos. Una pisca de ironía, ocho tragos de alcohol, una onza de sangre, un número desconocido y tal vez unos cuantos centavos (y es que a veces cuesta). Proteje tus puntos débiles por si al someterse al calor el platillo retorna lastimando a los ajenos. Las virtudes de la tecnología nos facilitan la ejecución (bendito tanto anonimato).
Él tiene mucho que perder, porque tu lo perdiste todo ( la más cara jugarreta del destino)

al final tras ejecutar el plan minuciosamente repasado
ensaya tus reacciones...
"¿yo? a mi me vale lo que hagas, preguntale a otra"
¿de qué sirve la venganza si no sospecha de ti?
"Y como esclavo te unciré a mis huellas
Mientras que cien pupilas de mujeres
te ofrecerán en lúbricos placeres
mi propia imagen deformada en ellas."
Laura Victoria

1 comment:

sandwich said...

Hola Marina! soy San de chismes jaja... ps la vdad es que nomás me andaba paseando y encontré tu blog... así que ya vine a merodear por aquí. No manches!!! escribes genial!!!!! en serio... me gusta mucho... bueno, saluditos a ti y a Renata!!!